Alcoholismo

Alcoholismo

Hemos escuchado a lo largo de nuestra vida sobre este término, una palabra que contiene mucho prejuicio, críticas o vergüenza pero al igual el alcohol es una sustancia muy aceptada que acompaña cualquier situación desde una celebración, una cena con la familia hasta para un día caluroso.

El alcoholismo contiene una historia, tiene pérdidas, tristezas, dolores entre muchas más. Sigue con la lectura que te explicaremos muchas cosas de esta enfermedad.

El alcoholismo es una enfermedad crónica, progresiva y en muchos casos mortal producida por el consumo incontrolado de bebidas alcohólicas, que interfieren en la salud física, mental, social y/o familiar así como en las responsabilidades laborales. ¿Suena bastante sencillo no?

Te contaremos que hay dos tipos de dependencia al famoso alcohol. Una es la física en la cual se revela por si misma cuando se interrumpe el alcohol con síntomas como sudoración, temblores en un caso ya mayor puede producir la muerte pero también tenemos la dependencia psicológica esta aparece cuando superamos la física que es donde viene lo difícil no imposible pero es donde el verdadero trabajo comienza. El pensamiento de que una persona no es capaz de vivir sin el alcohol y no saber manejar tanto las emociones o cualquier situación de la vida cotidiana orillando a una persona a tratar de evadirlo con el alcohol.

Hay factores a lo largo de la vida de una persona alcohólica que definen o desarrollan esta enfermedad, un ejemplo es el biológico que es cuando se tiene familiares alcohólicos donde el consumo de la bebida es muy habitual o normal. No es todo hay factores psicológicos que son conocidos como ansiedad, baja autoestima, inseguridad en estas los pensamientos recurrentes son de “Hoy me estrese bastante del trabajo, me gane una copa” o “Me daré valor con un shot para hablarle a esa persona, necesito estar un poco más jarra para bailar” entre otros. Sin embargo tenemos aspectos sociales que son los estilos de vida, situaciones sociales, etc. En estos conocidos como “Si no tomo alcohol, no me invitaran. Es la cena de navidad y todos toman ¿Porque yo no?”

Cuando una persona tiene este tipo de adicciones podemos notar ciertos síntomas o acciones que lo “delatan”. Les contare unas cuantas: Descuido en la higiene personal y alimenticia, mentir acerca de la cantidad bebida o esconder una que otra botella, juntarse con pura gente que su único vínculo es la bebida, si tocas el tema con esa persona se pone a la defensiva, lagunas mentales o cambios de personalidad bajo los efectos del alcohol, incapacidad de divertirse sin la presencia del alcohol. ¿Algunas te suenan?

Al inicio todo es diversión, sientes efectos de adormecimiento o que todo te causa risa, bromeas más fácil o incluso reúnes el valor de hacer cosas que en tus cinco sentidos no harías. Por cierto sabemos que en algún momento has pensado “Pero si estoy fantástico tomando, no me ha pasado nada” y si es cierto te pasaremos unas consecuencias sobre el consumo de la bebida, en el departamento salud provoca: Envejecimiento prematuro, hipertensión, gastritis crónica, pérdida de cabello, reducción del libido, delirios, depresión llevándote al suicidio. No solo eso en el aspecto social puedes provocar maltrato psicológico o físico a seres queridos, celotipia, conflictos incluso en el aspecto personal puedes pasar por sentimientos de frustración o impotencia, episodios de violencia, aislamiento o sufrimiento.

Sabemos que esto no suena nada bien pero tiene su tratamiento, un proceso del cual no estás solo. Hay gente que te puede entender es tiempo de dar el primer paso para una vida nueva.

Has estado dormido tanto tiempo, es tiempo de despertar y ver lo que la vida te ofrece.

¿Es una emergencia? ¿Necesitas ayuda ahora?

Llámanos, podemos cambiar tu vida.

Oficina: 777 681 5184

Celular: 777 257 7209